Contacto: grsupremo@hotmail.com
Director General: Luis Fernando Ramírez Acosta
Contacto: grsupremo@hotmail.com Director General: Luis Fernando Ramírez Acosta Visitantes: 3,437,432
 
 
Lady frijoles
Maremágnum
Mario Vargas Suárez Sep 17, 2019 - 10:58 AM
La palabra Lady es de origen  inglés y significa dama, señora.

Quizá la palabra se hace más popular cuando se asocia a Diana, Lady Diana o Lady D, aquella inglesa que contrae nupcias con el príncipe Carlos, heredero a la Corona Británica, cuya boda fue conocida como La Boda del Sigo.

La boda fue el 29 de julio de 1981 en la Catedral de San Pablo, en la capital de Inglaterra, Londres, misma que fue vista por más de 750 millones de personas en el mundo, gracias a los medios de comunicación.

Fue tanta la influencia mediática de la boda que hoy podemos encontrar muchas mujeres en el mundo que simplemente se llaman Lady, otras le sumaron una ‘s’ y otros padres les registraron como Leidy Diana o Leidydi. Con los subsecuentes aciertos o errores ortográficos.

El tema hoy viene a este espacio porque, por lo menos en México, utilizar el sustantivo ‘Lady’ a una persona del sexo femenino, es irónico como en el caso de Lady Frijoles (2018), aquella hondureña que en su calidad de inmigrante indocumentada en la frontera mexicana despreció el plato de comida que le ofreció un chiapaneco.

Quienes supimos de este video escuchamos muy claro cuando ‘indignada’ Miriam Zelaya dijo que “…este alimento era para puercos” razón por la que mexicanos y no mexicanos se indignaron a tal punto de que hubo violencia digital en su contra.

El escándalo por redes sociales primero, después por la televisión mundial, cobró su factura, pocos dieron seguimiento de la mujer y sus hijos que finalmente cruzó tierras aztecas y logró entrar a Gringolandia.

Nadie apunta el puerto de entrada de esta hondureña, pero lo que trascendió en una información de Mediotiempo S.A. de C.V., donde señalan que, junto a su hermana fue encarcelada por supuestamente haber cometido agresión agravada con arma de fuego.

También en un video de Telemundo Internacional, asegura que la hondureña Miriam Zelaya, mejor conocida como Lady Frijoles junto a su hermana, fueron deportadas a su país.

Dice la revista Mediotiempo que en una “…entrevista para el programa Q´hubo, Miriam explicó que desde pequeña tuvo dificultades económicas importantes, por lo que creció aprendiendo oficios que le mostraba su padre.

Lady Frijoles afirmó que en 2014 su esposo salió de Honduras para trabajar en los E. U. y así juntar dinero para una operación a una de sus hijas que es sordomuda, pero como muchos inmigrantes, jamás se supo más de él. “Un coyote me dijo que mi esposo murió de hipotermia”, dijo en la entrevista.

El apodo que ganó en tierras chiapanecas por despreciar el plato de frijoles, asegura que su niña sordomuda estaba mal del estómago “…yo simplemente fui a pedir al muchacho un bote con agua y él le dio el plato de comida a mi hija, pero ella lo rechazó con señas…” relata Miriam Zelaya.

Para mala suerte de la hondureña el mexicano dijo en voz alta: “Estos hondureños que no quieren comer los frijoles”, pero por ahí pasó un periodista que estaba grabó la escena.

La inmigrante reconoce que “…no es a fuerza de que le den de comer a uno, pero estaba molesta. Me sentí mal. Lo dije porque me ofendió a mi niña realmente. Yo lo dije para que él lo escuchara".

Por desgracia el video llegó a redes sociales y la mal agradecida mujer sudamericana se evidenció, porque tuvo amenazas y malos tratos en su contra. Reconoce que se sintió muy mal “…porque la gente se me quedaba viendo feo, y cuando salí de ahí para llegar a la frontera con mis niñas, me costó mucho llegar, mis niñas ya no querían estar ahí. Lloré mucho con mis hijas”

Miriam Zelaya reconoce haber cometido errores, aunque otros hondureños también “…fallaron, porque pedían la comida y la botaban, lo mismo que la ropa y medicamentos que dejaban botado”.

Finalmente Lady Frijoles dice “Yo pedí perdón porque nos apoyaron mucho en México, yo bendigo a cada quien, a todos los que han hecho memes y todo. Algunas cosas las vi yo y ya no les presté atención”.

 
» Publicidad
 
» Últimas Editoriales
El Cartón